El Dragón (Que no era Verde) (portada)

Título: El Dragón (Que no era Verde)
Publicación:
Autor:
Editorial: Ediciones La Fragatina
Formato: Tapa dura, 36 páginas
ISBN: 978-8416226665

Ver en Amazon.es

El Dragón (Que no era Verde), de Paula Carbonell y Oliveiro Dumas

El Dragón (Que no era Verde), de Paula Carbonell y Oliveiro Dumas es, sobre todo, un álbum ilustrado sobre la amistad.

Flavio es un dragón azul, muy azul, eso dice él.

Cuando le dije que a mi me parecía verde, se ofendió.

– Los dragones verdes son muy comunes -dijo.

– No te enfades, a veces no veo bien los colores, igual eres azul.

El Dragón (que no era Verde) (interior)

– Pues claro que soy azul – contestó. Tengo escamas azules, ojos azules y sangre azul.

– No – contesté – Eso no es posible, todo el mundo sabe que los dragones tienen la sangre roja. Lo de las escamas y los ojos azules, quizás, pero tu sangre no puede ser azul.

– ¡Soy azul, me lo dijo mi madre!

– Quizás has cambiado. De pequeño yo tenía los ojos azules y mírame ahora.

El Dragón (Que no era Verde) (interior_1)

El caso es que Flavio no quiere oír ni hablar de los argumentos de su amigo, el es de color azul y punto.

Con el lengüetazo de fuego que lanza al enfadarse, los grano de maíz del campo cercano se convierten en palomitas. Su amigo no dice nada pero en medio de ese campo de palomitas crujientes puede verle de color blanco.

Mientras veían una película en el cine de verano, Flavio se enfadará porque durante la misma salen en pantalla dragones verdes. Entonces se pone morado de la rabia.

Entrada ya la noche, darán un paseo volando cerca de la luna. En ese momento nuestro protagonista humano verá a Flavio de un color azul profundo, aunque no se lo dice.

Comiendo brotes frescos de hierva y las hojas más tiernas de las copas de los árboles, nuestro amigo ve a Flavio verde, verde, verde.

El Dragón (Que no era Verde) (interior_2)

¿Y si Flavio fuera un camaleón? Eso explicaría que según la situación le viera de un color u otro, incluso de varios colores a la vez.

Azul, decido ser azul grita Flavio.

Y es que Flavio tiene un concepto muy claro de si mismo y no le importa lo que opinen los demás, él se siente único, especial. Y lo que su amigo aprecia no es más que los muchos matices que tenemos las personas: unas veces alegres, otras tristes, otras enfadadas, otras llenas de ilusión. ¿Quién es de un sólo color?

Nos ha encantado este canto a la amistad y la relación tan bonita que tienen el niño y el dragón. Un álbum infantil, además, con unas ilustraciones simpáticas y cercanas al pequeño lector, llenas además de un colorido intenso y que recorre toda la gama cromática.

Perfecto para repasar o aprender los colores y una buena opción para niños que han empezado a leer por si solos y ya se atreven con obras algo más largas ya que tiene, a lo largo de sus 36 páginas, un poquito más de texto que otros álbumes que solemos leer habitualmente.

Podéis encontrar El Dragón (Que no era Verde), de Paula Carbonell y Oliveiro Dumas en Amazon.es:

Ver en Amazon.es

[et_bloom_inline optin_id=optin_3]