La línea blanca (portada)

Título: La línea blanca (o cómo papá convenció a mamá)
Publicación: 2011
Autor: Hans-Christian Schmidt y Andreas Német
Editorial: Kókinos
Formato: Tapa dura, 28 páginas
ISBN: 978-8492750337

Ver en Amazon.es

La línea blanca (o cómo papá convenció a mamá)

La línea blanca (o cómo papá convenció a mamá) es una de las preciosas apuestas que Kókinos nos hacía este año para San Valentín, entre otros libros para niños realmente bonitos que os hemos ido mostrando en redes. Un álbum ilustrado éste sin duda atemporal que nos habla de un tema quizá poco tratado en la literatura infantil: el amor de los padres.

Con un formato muy sencillo, de líneas básicas, nada más abrir el libro vemos que el protagonista es papá.

Un día papá agarró un cubo de pintura y una brocha enorme.

La línea blanca (1)

Comenzó a trazar una línea blanca a lo largo de la calle. 

Continuó por la acera, por encima del seto y sobre la hierba, todo seguido.

Y así, siguió y siguió pintando, pasando sobre los tejados y las copas de los árboles. 

La línea blanca (2)

Iremos viendo cómo este intrépido padre traza y traza una gran línea, inagotablemente.

No paró hasta que llego delante de la casa de mamá. Tocó el timbre. ¡Ring! ¡Ven rápido! ¡Tengo que decirte una cosa!

La línea blanca (3)

¿Qué será?

Seguro que muchos lectores ya se lo imaginan, ¿verdad? 😉

La línea blanca (4)

La primera vez que leí el libro, antes de presentárselo, pensé en cómo es posible decir mucho utilizando muy pocas palabras y con unos trazos muy básicos. Realmente es una historia que transmite amor, dulzura y ese gusto que tenemos por agradar a la persona amada, simplemente porque sí. Demostrar amor, en este caso a lo grande, no sólo porque pensemos que esa persona lo merece, sino porque nosotros necesitamos expresar nuestros sentimientos.

Y dado que probablemente una asignatura pendiente en muchos adultos sea el ser capaces de expresar sus sentimientos, y hacerlo sin tapujos, sin vergüenzas, me parece una lectura especialmente interesante para ofrecer a los niños.

Aunque aquí nuestros hijos no se sorprenden al ver que sus padres se quieren, probablemente en otras familias sea menos habitual ver demostraciones de amor. Que no hace falta que sean tan impresionantes como la de la lectura que nos ocupa, sin duda. Los niños captan los pequeños gestos mejor que los adultos.

Es un libro que hemos disfrutado en casa en varias lecturas, cada vez con mayor profundidad, y que han entendido muy bien. Estéticamente, además, resulta muy atractivo para los peques, con una ilustración con la que casi casi pueden sentirse identificados.

Podéis comprar La línea blanca (o cómo papá convenció a mamá) en Amazon.es:

Ver en Amazon.es

[et_bloom_inline optin_id=optin_3]