Los martes, mi tío y los extraterrestres (portada)

Título: Los martes, mi tío y los extraterrestres
Publicación: Febrero 2016
Autor: Dídac Micaló y Roger Ballabrera
Editorial: Tramuntana Editorial
Formato: Tapa dura, 36 páginas
ISBN: 978-8416226887

Ver en Amazon.es

Los martes, mi tío y los extraterrestres, de Dídac Micaló y Roger Ballabrera

Los martes, mi tío y los extraterrestres, de Dídac Micaló y Roger Ballabrera es un álbum ilustrado colorido, optimista y tierno, lleno de humor, que explica de forma sencilla cómo es el día a día con un enfermo de trastorno bipolar.

Los martes son especiales. Cuando salgo de la escuela mi abuela me viene a buscar. Luego vamos a su casa y merendamos con mi tío. Mi abuela siempre me prepara unos pasteles muy buenos y, cuando acabo, me da una pirueta de fresa.

– Un día es un día, pero después ya sabes que tendrás que lavarte los dientes… – me dice mi abuela cada semana.

Los martes, mi tío y los extraterrestres (1)

Los martes son especiales, pero no solo por eso. Los martes también son especiales porque veo a mi tío.

Mi tío es alto y delgado y a veces va con el pelo despeinado. Dice que eso le pasa porque tiene muchas ideas. Tiene tantas ideas que el pelo se le alborota.

Entonces dice que los ojos de mi abuela son redondos como mi pirueta de fresa y que su mirada es igual de dulce.

Y la abuela, que es bastante seria, por fin sonríe y yo quiero que mi tío esté siempre así.

Los martes, mi tío y los extraterrestres (2)

Cuando acaban de merendar, salen al paquete que hay al lado de cosa.

Entonces, su tío le cuenta que acaban de empezar un viaje alrededor de la tierra y le explica que hay países don las hojas no caen nunca de los árboles y puedes ir siempre en sandalias y países en los que hace tanto frío que en lugar de sacar a pasear al perro la gente saca a pasear la estufa.

Los martes, mi tío y los extraterrestres (3)

Esas tardes ambos juegan a inventarse bromas muy divertidas… Su tío termina subiéndose incluso a los bancos del parque, pareciendo un extraterrestre feliz porque ha descubierto un nuevo planeta.

A nuestro niño protagonista en esos momentos se le pasan las ganas de jugar. Porque en ese plantea donde ha entrado su tío ya no le deja subirse en su nave espacial.

Tristemente no todos los días son así de divertidos.

Hay martes que, sin embargo, cuando lego a casa de la abuela, mi tío está encerrado en su habitación.

Entonces entro un momento a verlo y sus cabellos despeinados están muy aplastados. Como si las ideas divertidas se le hubieran dormido sobre la cabeza.

Le doy un beso en la mejilla y le pregunto si salimos a dar una vuelta al parque. A jugar a bromas divertidas.

Y él me mira y, por un momento, parece que no me reconozca y yo pienso que todavía debe estar en su nave espacial.

Pero en lugar de estar contento por haber descubierto un nuevo planeta, ahora está triste. Como si su nave se hubiera perdido en medio del universo y no pudiera encontrar el camino de regreso a casa. 

Los martes, mi tío y los extraterrestres (4)

Cuando llega su madre se lo explica todo. Le cuenta que su tío padece una enfermedad que hace daño a las emociones. A través de una metáfora, el pequeño comprende que su tío a veces vive las cosas como si fuera su cumpleaños y otras como si le estuvieran cortando las uñas de los pies.

En las últimas páginas encontramos una ficha pedagógica en la que se explica qué es el trastorno bipolar y se invita al pequeño lector a responder unas preguntas, a través de las cuales los adultos que acompañan al peque le ayudarán a comprender la lectura.

Los martes, mi tío y los extraterrestres es un libro tierno sin caer en absoluto en la ñoñería, colorido, optimista y con grandes dosis de humor. Un álbum ilustrado, además, que admite muchos niveles de lectura, por lo que los niños más pequeños se quedaran simplemente con la historia de ese tío tan divertido que tiene el protagonista del libro. Una lectura divertida, ágil y que nos enseña a identificar emociones, teniendo además el aliciente añadido de que resultará de gran utilidad a aquellas familias que tenga un familiar que padezca este trastorno.

Los martes, mi tío y los extraterrestres ha ganado el Premio “Cuentos de emociones: si me conoces me entiendes” de la Asociación de Bipolares de Cataluña.

Podéis encontrar Los martes, mi tío y los extraterrestres, de Dídac Micaló y Roger Ballabrera en Amazon.es:

Ver en Amazon.es

Suscríbete

Apúntate a nuestra lista de correo y recibe cómodamente en tu mail las novedades de Pekeleke. ¡No te pierdas ni una reseña!

Te has inscrito correctamente