Sueños de Nieve, de Eric Carle (portada)

Título: Sueños de Nieve
Publicación: 2000
Autor: Eric Carle
Editorial: Kókinos
Formato: Tapa dura, 16 páginas
ISBN: 978-8416126583

 Comprar en Amazon.es

Sueños de Nieve, de Eric Carle

Sueños de Nieve, de Eric Carle es todo un clásico de Navidad y quizá el libro más aplaudido de Eric Carle (junto con La Pequeña Oruga Glotona). Un libro con solapas que, sin nombrar a Papá Noel, nos presenta una cálida historia de un granjero que celebra la Navidad con sus animales, vestido igualito a como lo hace Santa Claus.

Había una vez un granjero que vivía en una granja muy pequeña. Tenía pocos animales. Tan pocos que podía contarlos con los dedos de una mano. Los llamaba: Uno, Dos, Tres, Cuatro y Cinco.

Pasado el corral había un arbolito. El granjero lo llamaba Árbol. “Hola, Árbol” decía al pasar a su lado.

Sueños de Nieve, Eric Carle (1)

El granjero cuidaba muy bien de sus animales. Trabajaba todo el día y al llegar a casa se sentaba en su sillón favorito y se tomaba una taza de poleo con una rebanada de pan con miel.

Una noche, sentado allí, cuando más cansado y a gusto se encontraba, pensó entre dos bostezos: “¡Caramba! Y casi es Navidad y todavía no ha nevado”. Luego se quedó dormido. 

Y soñó que caían muchos copos de nieve. Los copos le cubrían con una suave capa de nieve.

Los copos cubrían a Uno con una suave capa de nieve.

Sueños de Nieve, Eric Carle (2)

Si desplegamos la solapa de la izquierda, veremos cómo el granjero se ha quedado dormido soñando con la nieve que todo lo cubre.

Sueños de Nieve, Eric Carle (3)

Si desplegamos la solapa de la página derecha, veremos a Uno, el caballo, bajo los copos de nieve que van cayendo.

Sueños de Nieve, Eric Carle (4)

Así, iremos viendo cómo la nieve cubre suavemente a cada uno de los animales, que de paso iremos descubriendo quiénes son, ya que sólo conocemos el número con el que el granjero los nombra. Hay un caballo, una vaca, una oveja, un cerdo y un gallo.

Cuando el granjero despertó de su sueño, había nevado. No era un sueño, ¡había nevado de verdad mientras él dormía!

“¡Ay, ay, ay!” gritó el granjero. “¡Casi se me olvida!” 

Rápidamente se puso un abrigo calentito, unas botas calentitas, un gorro calentito y unos guantes calentitos.

Agarró una caja, se colgó un saco al hombro y salió a todo correr.

Sueños de Nieve, Eric Carle (5)

¿A dónde va este granjero con tan asombroso parecido con Papá Noel? ¡Tenéis que descubrirlo vosotros mismos! 😉

Sueños de Nieve es un álbum ilustrado que te atrapa con su atmósfera mágica ya desde la portada, llena de copos de nieve en relieve que podemos acariciar. Nosotros nos decidimos por la versión de formato pequeño, en cartón, porque nos parece más manejable y entrañable. Pero también tenéis la versión grande, de tapa dura, que incluye transparencias y una breve melodía en la última página.

Sueños de Nieve es una historia sencilla pero al mismo tiempo adictiva, que apetece leer una y otra vez. Con el pausado caer de los copos sobre los animales, abriendo las solapas descubriremos una historia entrañable de un granjero muy navideño que… ¿es o no es Papá Noel?

Nos encanta el colorido del libro, desde la intensidad del azul noche de la portada y al despertar el granjero que resalta tanto los hipnóticos copos que todo lo cubren, pasando por el precioso verde del campo o el amarillo ocre del sol al caer la jornada en la granja… Sin olvidar, por supuesto, el intenso rojo del sospechoso abrigo del granjero.

Una preciosa historia de Navidad (sin ninguna nota religiosa, por cierto) que enamorará a grandes y pequeños. Uno de esos libros que crean lectores gracias a su dulce historia, su estructura repetitiva, los copos en relieve, las solapas… Y no sólo en los más peques, sino también con sus padres. Una lectura para disfrutar en familia y deliciosa para cualquier día de Navidad.

Podéis encontrar Sueños de Nieve, de Eric Carle en Amazon.es:

Comprar en Amazon.es

Suscríbete

Apúntate a nuestra lista de correo y recibe cómodamente en tu mail las novedades de Pekeleke. ¡No te pierdas ni una reseña!

Te has inscrito correctamente