¡Oh, no, Lucas! (portada)

Título: ¡Oh, no, Lucas!
Publicación:
Autor:
Editorial: Editorial Milrazones
Formato: Tapa dura, 32 páginas
ISBN: 978-8494183126

Ver en Amazon.es

¡Oh, no, Lucas!, de Chris Haughton

¡Oh, no, Lucas! es un divertidísimo álbum ilustrado del prestigioso autor Chris Haughton, del que ya hemos reseñado otros títulos como Un Poco Perdido y ¡Shhh! Tenemos un Plan.

Lucas es un perro entrañable, de esos que te enamoran nada más conocerlos. Él quiere ser un perro muy bueno, buenísimo, y desde luego que quiere obedecer en todo lo que le dice su dueño Quique.

Pero cuando Quique sale de casa comienzan las tentaciones:

Lucas ve algo en la cocina.

“¡Una tarta! Dije que iba a portarme bien” piensa Lucas, “pero ME ENCANTAN las tartas”

¿Qué hará Lucas?

¡Oh, no, Lucas! (interior_1)

¡Oh no, Lucas!

¡Oh, no, Lucas! (interior_2)

Resistirse a la tarta seguramente era mucho pedir. Y lo mismo pasará, por ejemplo, al encontrarse con Gato o un montón de tierra en la que escarbar.

Cuando vuelva Quique, Lucas se sentirá muy triste.

“Dije que iba a portarme bien” piensa Lucas, “espera ser bueno, pero no lo fui”

¿Qué hará Lucas?

¡Oh, no, Lucas! (interior_3)

Quique le propone salir a dar un paseo. Entonces Lucas podrá demostrar que es capaz de contenerse, de tener autocontrol.

¡Oh, no, Lucas! (interior_4)

Pero… ¿podrá mantenerlo mucho tiempo? ¡Ay, os vamos a dejar con la intriga de saber cómo termina nuestro entrañable Lucas!

Sin duda alguna, Chris Haughton es un autor fabuloso: original, divertido, irónico, optimista… Ya nos gustaba mucho de lecturas anteriores pero con ¡Oh, no, Lucas! nos ha conquistado por completo. Será porque nosotros, como Quique, tenemos en casa un perro muy bueno, que de verdad quiere portarse bien, pero que sucumbe a todas las tentaciones una y otra vez… ¡hasta la de perseguir al Gato negro!

Nos ha encantado también la contraportada interior del libro, donde incluye una cita de Epicteto: “La libertad no se consigue realizando nuestros deseos, sino eliminándolos. Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo

Y es que ¡Oh, no Lucas! nos hace reflexionar sobre el autocontrol, la superación, cómo podemos dominar esos impulsos que a veces sentimos y que no deben tomar el mando por nosotros. ¿Qué le podemos pedir a un perro? ¿Le pedimos que no coma todo lo que pille a su alcance, que no escarbe en la arena, que no perseguir a los gatos? ¿No iría eso en contra de su naturaleza, por mucho que él quiera dominarla para complacer a su “dueño”? ¿Dónde termina nuestra forma de ser y empiezan los deseos irrefrenables que nos llevan a cometer actos de los que nos arrepentimos? Esta pregunta ya nos la hemos hecho anteriormente con otros álbumes que abordaban una temática similar.

En este caso estamos humanizando a Lucas para plantearnos dudas existenciales más propias del ser humano y todo ello con la sencillez y expresividad tan característica del autor. ¡Fantástico sin duda!

Un libro de tamaño pequeño, con páginas de cartón, perfecto desde muy muy pequeñitos. Divertido, ágil y muy colorido, es una lectura perfecta desde unos 2 añitos y estupendo también para los niños que empiezan a leer de forma autónoma.

Podéis encontrar ¡Oh, no, Lucas!, de Chris Haughton en Amazon.es:

Ver en Amazon.es