Tengo un volcán (portada)

Título: Tengo un volcán
Publicación: Noviembre 2018
Autor: Míriam Tirado y Joan Turu
Editorial: Carambuco Ediciones
Formato: Todo cartón, 26 páginas
ISBN: 978-8494820694

Comprar en Amazon.es

Tengo un volcán, de Míriam Tirado y Joan Turu

Tengo un volcán es un fantástico libro infantil que ayuda a los peques a gestionar sus enfados, su ira.

Escrito por Míriam Tirado y magníficamente ilustrado por Joan Turu, da comienzo con su protagonista, Alba, descubriendo que tiene un volcán en su interior…. Y, ¿qué es un volcán?

Digamos que es una montaña que a veces está muy tranquila pero que de vez en cuando se enfada y echa fuego. 

Tengo un volcán (1)

Alba tenía uno dentro, más o menos entre el ombligo y las costillas.

Para ser justos, no solo tenía un volcán. También tenía un campo de amapolas, un río lleno de agua y un mar azul y tranquilo así como niebla, nubes rosas y otras bastante grises.

Porque los seres humanos somos así, una amalgama heterogénea de cosas bonitas y cosas no tan bonitas, sensaciones placenteras y otras que nos hacen sentir fatal.

¿Qué es lo que hacía que el volcán de Alba echara fuego? Muchas cosas. A veces simplemente estar cansada o tener hambre, o no querer cambiarse de ropa, o desear quedarse con sus padres en casa.

A Alba había muchas cosas que no le gustaban. Entonces, aquel volcán que tenía entre el ombligo y las costillas se encendía hasta explotar. 

Tengo un volcán (2)

Por suerte para Alba una noche, ya acostada, vino a visitarla el hada de los volcanes. Gracias a ella descubrió qué podía hacer para que el volcán que llevaba dentro no lo quemara todo.

Tengo un volcán (3)

Así, cuando volvió a discutir con su padre, pudo darse cuenta de que él también tenía un volcán encendido dentro.

Recordando lo que le había dicho el hada, se concentró en respirar lentamente para llevar aire al volcán y así apagar su fuego. Poco a poco, la rabia iba desapareciendo.

Tengo un volcán (4)

Tengo un volcán es un libro infantil lleno de empatía hacia los niños, que comprende perfectamente sus sensaciones, que las valida sin culpabilizarles, y que les da un recurso para que no se vean arrastrados por esa emoción tan intensa que es la rabia, la ira.

Al mismo tiempo, comprende el volcán que a veces se desata en los padres. No culpabiliza a los padres por sentirse enfadados y desbordados. Todos nos enfadamos, cada cual por sus razones. Es normal enfadarse, lo que no debemos permitir es que nuestro enfado pase a mayores y llegue a dañar, a nosotros los primeros.

Por eso, a través de la respiración que nos enseña el hada podemos reconocer ese fuego en erupción y, a continuación, llevar al aire hacia esa zona entre el ombligo y las costillas para conseguir apagarlo.

En casa es un libro que nos ha gustado mucho. Como madre me encanta cómo explica que las emociones son naturales pero que su desbordamiento nos daña a todos, al tiempo que ofrece un recurso sencillo y explicado con las palabras adecuadas para que los niños puedan aprender a gestionarlo.

Me parece muy interesante la parte final del libro, dirigida a la familia, que explica que hay que tener claro que los adultos somos nosotros y debemos distinguir entre emoción y comportamiento. La emoción es válida siempre mientras que el comportamiento que se deriva puede no serlo. Que no perdamos nunca de vista que los adultos somos nosotros, por lo que deberíamos esforzarnos en no dejarnos arrastrar por su emoción.

Sin duda alguna es un libro que trabaja las rabietas (también las de nosotros como padres) desde un punto de vista muy empático, claramente orientado desde la crianza respetuosa que nosotros compartimos.

La primera que lo leímos a mis hijos les encantó. Nuestro Mayor dijo: “mamá, ¿cómo han sabido que yo también tengo un volcán dentro?” Y es que todos, en mayor o menor medida, tenemos ese volcán en nuestro interior y posiblemente emplearemos muchos años de nuestra vida en comprender los mecanismos que nos permiten controlar sus erupciones.

Podéis comprar Tengo un volcán en Amazon.es:

Comprar en Amazon.es