Friosaurio Rex (portada)

Título: Friosaurio Rex
Publicación: Noviembre 2017
Autor: Tom Fletcher y Shane Devries
Editorial: Montena (Penguin Random House)
Formato: Tapa dura, 352 páginas
ISBN: 978-8490438817

Comprar en Amazon.es

Friosaurio Rex

Friosaurio Rex es una novela de narrativa infantil de Navidad absolutamente maravillosa. A nuestra casa llegó en noviembre de 2019 y en la Navidad de 2020 Mayor lo ha vuelto a leer, en ambas ocasiones, con enorme entusiasmo. Es un libro navideño desbordante de fantasía, una historia épica que entusiasma al lector y le hace pasar unas horas maravillosas.

La lectura comienza de un modo muy emocionante. Una pareja de dinosaurios llegan a su cueva tras pasar el día fuera y se encuentran la horrible sorpresa de comprobar que ha sido saqueada por completo. Por desgracia, parece que han perdido todos sus huevos. Llega la noche y con los rayos de la luna descubren que uno de ellos pudo escapar al saqueo. Con mucha alegría deciden cuidarlo con gran devoción pero justo en ese momento el cielo se torna de fuego y empiezan a llover piedras, rayos y llamas. Los dinosaurios enloquecen y corren sin sentido, ¡¿cómo protegerse de un meteorito que lo está arrasando todo?! Sin embargo, este huevo de dinosaurio es un huevo con suerte y acaba en el fondo del océano, bien protegido del desastre que va a hacer que los dinosaurios se extingan.

A partir de aquí vamos a leer varias historias paralelas que en finalmente confluyen.

Por un lado, conoceremos a William, el niño protagonista de la historia. Su madre murió hace años y él quedó en silla de ruedas. Su padre es un auténtico fan de la Navidad y se encarga de explicarle cosas tan maravillosas como la verdadera labor de los elfos con los regalos de Navidad.

William tiene problemas en el colegio desde que ha llegado Brenda Payne, una niña realmente malvada y cruel que hará que se sienta muy infeliz. La mezquindad de esta niña parece no tener límite.

Paralelamente conocemos que los elfos, cavando en la nieve, han encontrado ese afortunado huevo de dinosaurio que tuvo la suerte de escapar de la debacle. Como el huevo se mueve, Papá Noel en persona decide incubarlo con su trasero. Y justo el día de Nochebuena nace un pequeño dinosaurio.

Friosaurio Rex (1)

Pero… este dinosaurio recién nacido no se parece a ningún dinosaurio que Papá Noel hubiera visto en libro o museo alguno. Tiene la piel azulada y con escamas, reflectaste y brillante, casi parece una estatua de hielo. El dibujo de su lomo recuerda a una dispersión de copos de nieve, grandes y simétricos.

Así, justo antes de que Santa Claus se monte en el trineo para llenar de ilusión millones de hogares, deciden llamar al dinosaurio recién nacido con el nombre de Friosaurio Rex.

Para este dinosaurio, criarse en el Polo Norte fue una experiencia increíblemente divertida. Admiraba muchísimo los reno voladores y quería ser como ellos. Pero esto no era nada fácil porque la magia que permitía a los renos volar provenía de la fuerza de millones de niños por todo el mundo que creen con firmeza que los renos son capaces de volar. Si dejaran de crear, esta magia dejaría de estar viva. Obviamente ningún niño sabía que un dinosaurio vivía en el Polo Norte así que mucho menos pensaban que un Friosaurio pudiera volar. Parecía que no había nada que hacer.

La verdad es que Friosaurio Rex se sentía triste porque era el único en su especie y tampoco parecía que fuera a conseguir nunca volar como los renos a los que tanto admiraba.

Friosaurio Rex (2)

La siguiente trama que conoceremos es la del Cazador, un hombre obsesionado por cazar un reno volador y que esta Navidad está decidido a conseguir su objetivo. La situación se complica mucho cuando al que acaba viendo, para su total sorpresa, es a Friosaurio. No te cuento cómo ha llegado el dinosaurio hasta este escenario pero sí te digo que afortunadamente no logra alcanzarle con su disparo. Lo que ocurre es que el estruendo asusta al animal y ¡Friosaurio Rex acaba en la casa de William!

Me encantaría seguir contándote cosas de esta novela infantil de Navidad pero creo que no debo seguir profundizando en el argumento ni avanzando en la trama. Como habrás visto, es una historia compleja, con diferentes personajes y subtramas que van a acabar confluyendo.

Es difícil pestañear mientras leemos Friosaurio Rex. A mi misma me ha pasado, algo más de 350 páginas que es imposible parar de leer. Una aventura mágica y hermosa que te invita a leer sin parar hasta llegar al final.

Me gusta mucho cómo Tom Fletcher ha desarrollado sus personajes y nos inspiran valores como la familia, el amor y la amistad. La novela tiene momentos duros, como la gran crueldad de Brenda o la soledad de William y de su padre. No es una novelita ligera para niños, es un libro muy bien escrito, con un lenguaje y redacción muy cuidados, que plantea emociones a veces dolorosas y otras veces llenas de esperanza y emoción. Una historia con valores, emocionante y que nos impregna de la magia de la Navidad, invitándonos a creer firmemente.

¡ATENCIÓN! Quiero avisarte de que el libro plantea en varias ocasiones si Papá Noel existe o no y si tiene sentido creer en algo que no existe. De hecho, la malvada Brenda Payne llega a decir que creer aún en Papá Noel es cosa de bebés. Si tu hijo/a aún no conoce el secreto de la Navidad quizá quieras valorar tu primero si es conveniente esta lectura.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, considero que una edad adecuada para esta lectura serían 10-11 años en adelante. Mi Mayor lo leyó por primera vez en la Navidad de 2019, con 10 años casi recién cumplidos, y le gustó mucho. Ahora lo ha vuelto a leer en diciembre de 2020, con 11 años, y le ha gustado aún más. Es una historia preciosa y es evidente que su profundidad se entiende mejor cuanta mayor madurez tenga el lector.

Te dejo el enlace para que puedas comprar Friosaurio Rex en Amazon:

¿Buscas más lecturas de Navidad? Te recomiendo nuestra selección de libros de Navidad para niños.